Embalse de Río Tercero

La ciudad de Embalse, era sólo zona de paso hasta que en 1927 se comenzó la construcción del dique. Este es el más importante de Sudamérica y se finalizó en 1936. Desde este momento comenzó a formarse una ciudad hasta ser lo que hoy se conoce como la ciudad de Embalse. En 1983 se finalizó la Central Nuclear Embalse, generadora del  10% de la energía consumida en el país. Es famoso su Festival de la Fe y el Folklore, que se realiza anualmente durante la primera quincena de enero en la Parroquia Nuestra Señora de Loreto. Alrededor de sus costas pueden encontrarse villas turísticas que cuentan con todo lo necesario para ofrecer al visitante unas maravillosas vacaciones.

Lo que se puede conocer en Embalse es la Capilla de Quebracho; el Museo de la Energía inaugurado en 1995 y que puede visitarse de martes a domingos y el monolito en homenaje a Juan Pistarini. Además, se pueden visitar las centrales energéticas del dique.  Una maravillosa obra artística creada por la naturaleza es El Hongo de Embalse, de aproximadamente 3 metros de altura y descubierta en 1897, formada por granito erosionado por el viento y el agua. El 9 de enero anualmente se celebra el Día del Pescador, con peña folclórica de danzas y música en vivo. Se puede participar también del Festival Provincial de Teatro. La ciudad tiene una población aproximada de 11200 personas.

El lago, de 5600 hectáreas tiene una profundidad de 50 metros y es uno de los espejos de agua más grandes de toda la provincia. En el confluyen los ríos La Cruz, El Quillinzo, Amboy, Río Grande y Santa Rosa.En él se pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos y pesca de tipo deportiva de especies como el pejerrey, bagres blancos y amarillos, mojarras, carpas, trucha y perca. Otras actividades deportivas que pueden realizarse en esta ciudad son: cabalgatas, paseos en bicicleta y travesías en 4x4, por medio de estas se pueden recorrer sus costas y admirar sus paisajes. El avistaje de aves, un espectáculo increíble. En esta ciudad se pueden realizar paseos en veleros, para admirar sus costas, el paisaje y respirar aire puro.  Para los más aventureros las travesías en kayak serán las más recomendadas. Si lo que desea es escalar, sus sierras de origen volcánico son ideales ya que las laderas son suaves en su sector occidental  y escarpadas en el sector oriental, contando también con caídas abruptas. Los arroyos que recorren estos cerros completan el inspirador paisaje.

La ciudad de Embalse de Río Tercero ofrece al visitante la posibilidad de realizar deporte, turismo aventura, nutrirse con su cultura o simplemente descansar. Toda la familia puede disfrutar de esta maravillosa ciudad, los adultos como los niños de la familia quedarán maravillados por la belleza de sus paisajes, auténticas postales naturales. En las próximas vacaciones visite la ciudad de Embalse, una ciudad que crece día a día pensando en la gente que la visita y nunca la olvida. Su sol, sus paisajes y su gente, se quedarán en su corazón.